Boda con vistas a la Alhambra: Eleonora y Samee

La boda en Granada de Eleonora y Samee fue una boda de dos días. Como ya visteis en este otro post, las celebraciones empezaron con el Mendhi, una celebración a todo color previa al día de la boda.

Al día siguiente, celebramos su boda con vistas a la Alhambra en uno de los Cármenes más bonitos de la ciudad, el Carmen de los Chapiteles.

El novio se vistió en el Hotel Luna rodeado de su familia. Para la ceremonia lució un elegante Esmokin negro al que bordaron la fecha de la boda. Acompañó su look con gemelos, tirantes y calcetines con tonos rojizos. En la solapa, un pequeño prendido blanco.

 

 

 

 

Eleonora, se preparó en un hotel boutique a los pies de la Alhambra, acompañada de su familia. Pilar Rosillo, se encargó de su estilismo, tanto de la peluquería como del maquillaje.

 

Eleonora acompañó su look zapatos en color bronce, un color presente en el resto de la decoración. Carolina Bouquet, que fue la responsable de la decoración, preparó para ella un precioso bouquet de flores en tonos blancos, nude y melocotón.

 

 

 

 

La tradición turca dice, que la novia se viste con su familia, y es e novio, acompañado de su familia, el que debe ir a recogerla. Para ello, debe de pagar una dote, lo suficientemente alta, como para que lo dejen entrar.

 

 

Posteriormente, los novios se marchan juntos hacia el lugar de ceremonia. En este caso, el paseo no pudo ser más bonito, pues recorrieron andando los dos juntos el Paseo de los Tristes y llegaron caminando al Carmen juntos.

 

El día estuvo muy nublado, pero el tiempo nos respetó y pudimos llevar a cabo la ceremonia en el exterior, y tuvimos una boda con vistas a la Alhambra, tal y como los novios habían soñado.

 

 

 

 

 

De todas las imágenes del día, se encargó Isa Molina. ella fue la responsable de capturar alguno retratos de la pareja tras la ceremonia.

  

Tras la ceremonia, y mientras los novios se hacían algunas fotos, los invitados disfrutaron de un coctel con rincones y productos típicos de la cocina local.

 

Preparamos un seating plan en bronce, con flores y telas de la india, de las que colgaba la papelería.

 

El salón lo decoramos siguiendo la paleta de color; manteles beige y sillas doradas. Centros en tonos dorados y bronces con flores en tonos rosas, blancos y verdes.

 

Tras la cena, los novios cortaron la tarta, a la que luego acompañaron con una gran mesa de dulces. La tarta, un diseño de Lussocake.

 

 

 

 

La boda se alargo hasta tarde, con una gran fiesta .

 

Mr Philm, que se encargó de la película, supo retratar muy bien, esta gran fiesta de dos días, que terminó con esta boda con vistas a la Alhambra. 

Recommended Posts

Dejar un comentario